Textos:
De la redacción de Croquizar. Decir mucho, en pocas líneas
En base a fuentes libres citadas en el artículo

Icono de Porto. El fervor por las construcciones emblemáticas despertado en los políticos por el ‘efecto Guggenheim’ ha permitido canalizar hacia ellas sumas ingentes de dinero, abundante talento formal y pericia técnica.

Las obras simbólicas se han convertido en la Fórmula 1 de la arquitectura, al servicio del espectáculo y al servicio también de la investigación y la innovación. Con el aerolito tallado de la Casa da Música, Porto se incorpora a la liga de ciuda- des que usan la arquitectura para el marketing urbano; edificios que incrementan la visibilidad mediática y la capacidad de atracción.

El jurado (del que formaba parte Eduardo Souto de Moura) eligió el proyecto diseñado originalmente para una casa llamada Y2K por la obsesión de su dueño con el cambio de milenio, y que ante las premuras del concurso se recicló como auditorio multiplicando su escala doméstica hasta alcanzar el tamaño de un edificio público. Objeto facetado, sin modificaciones significativas de su morfología exterior, pero con cambios importantes en los laberínticos interiores que se desarrollan entre la gran sala y el perímetro, y con la radical transformación que supuso su construcción en hormigón, frente al cerramiento vidriado del proyecto del concurso, donde se percibían mejor los ecos de la biblioteca de Seattle.

El hormigón exacto de Koolhaas, tallado como una piedra preciosa y plegado como una cartulina de origami, es a la vez sólido y superficial: un volumen arbitrario de geometría angulosa donde se excavan los prismas regulares de los usos esenciales, entre los cuales la sala principal, una ‘caja de zapatos’ (la forma preferida por los especialistas en acústica) para 1.200 espectadores,  con las proporciones de la Musikverein vienesa; y una lámina que se dobla para definir un perfil almidonado.

El gris monolítico del hormigón sugiere espacios monocromos y severos, que resultan desmentidos por la esponja verde de la zona de cibermúsica o la goma rosa del aula educativa, las maderas con hebras doradas del auditorio o el collage de azulejos de la sala VIP, o el aluminio perforado por luces fluorescentes o los vidrios ondulados que hacen de los huecos ventana y pantalla simultánea.

Mas Información

Programa: Opera / Teatro
Ubicación: Porto – Portugal
Autores: Rem Koolhaas (OMA)
Fecha: 1999 – 2005

Fuente

Fotografía

OPT-006-Casa da Musica-1

OPT-006-Casa da Musica-3

OPT-006-Casa da Musica-4

OPT-006-Casa da Musica-5

OPT-006-Casa da Musica-6

OPT-006-Casa da Musica-8

OPT-006-Casa da Musica-10

OPT-006-Casa da Musica-11

OPT-006-Casa da Musica-12

OPT-006-Casa da Musica-13

OPT-006-Casa da Musica-14

OPT-006-Casa da Musica-15

OPT-006-Casa da Musica-16

OPT-006-Casa da Musica-17

OPT-006-Casa da Musica-18

OPT-006-Casa da Musica-19

OPT-006-Casa da Musica-20

Geolocalización