Textos:
De la redacción de Croquizar. Decir mucho, en pocas líneas
En base a fuentes libres citadas en el artículo

La Reconstrucción de Times Square modifica radicalmente mas de 100,000 m2 de espacio para peatones en el centro de Manhattan, transformando una intersección notoriamente congestionada en un espacio cívico de clase mundial. Sutiles gestos de diseño dentro del ámbito público integran utilidades y mejoras de infraestructura cruciales por encima y por debajo del grado, al tiempo que duplican la cantidad de espacio peatonal en la Plaza.

El diseño de las nuevas plazas permite a las personas moverse de manera natural y cómoda a través del núcleo de Manhattan. Con un impacto positivo cuantificable en la seguridad pública, la calidad del aire y la producción económica, el proyecto se erige como un modelo de cómo el diseño cuidadosamente considerado de nuestros paisajes urbanos puede mejorar la salud y el bienestar de sus usuarios, democrático. Concebida como un proyecto cuyo éxito se mediría no sólo por su nueva estética, sino también por sus beneficios físicos, psicológicos y económicos a largo plazo en su comunidad local y mundial, la nueva plaza de Broadway ha reinventado a Times Square como escenario contemporáneo para el espectáculo de la vida pública, reviviendo su lugar en el corazón de la ciudad de Nueva York.

Mirando hacia el sur desde la calle 47 y Broadway, antes y después del rediseño. Antes del cierre de la calle, el “punto de pique” causado por la intersección de Broadway donde se encuentra con la 7ª Avenida, representaba un peligro para los peatones y el tráfico de automóviles. Las aceras estrechas y superpobladas obligaban a los peatones a entrar en las vías vehiculares.

La nueva plaza permanente en Broadway ha transformado un distrito vehicular congestionado en un vibrante espacio público en el corazón de la ciudad de Nueva York. Las lesiones de los peatones han disminuido en un 40%, los accidentes de vehículos han disminuido en un 15%, y la delincuencia en general en el área disminuyó un 20%.

Los pavimentos se adaptan a las necesidades de la plaza, variando en dibujo y acabado según su posición y su función (como, por ejemplo, anunciar cruces o aceras). Son de hormigón prefabricado y llevan embebidas piezas de acero inoxidable que reflejan las pulsaciones de las luminosas pantallas de la plaza. Estas piezas van acompañadas de un sistema de drenaje y de mantenimiento para asegurar la flexibilidad y durabilidad de la intervención y sustentan la construcción de diez inmensos bancos de granito que funcionan como mobiliario e infraestructura, ya que llevan incorporados todas las instalaciones eléctricas y digitales necesarias para un concierto, una actuación o una emisión en directo.

En promedio, 330.000 personas se desplazan por Times Square todos los días. Comprender la magnitud de estas multitudes y patrones de movimiento fue fundamental para crear una nueva vida exitosa para uno de los espacios públicos más emblemáticos del mundo. El diseño de Snøhetta crea zonas peatonales despejadas y una superficie cohesiva que refuerza el papel de Bowtie como escenario al aire libre.

Programa: Proyecto Urbano
Ubicación: New York City – EE.UU.
Autores: Snøhetta
Fecha: 2010 – 2017

Fuente

Fotografía

Antes y Después

Recaudos

Geolocalizacion