Textos:
De la redacción de Croquizar. Decir mucho, en pocas líneas
En base a fuentes libres citadas en el artículo

Por el nombre de “bâori” se conoce a los pozos o aljibes escalonados que cuentan con varias terrazas unidas por tramos de escaleras que conectan sus distintos niveles de profundidad, sirviendo tanto a los fines religiosos y espirituales, con diversos templos anexos, como para abastecerse de agua durante la época seca.

El aljibe escalonado de Chand Baori se encuentra en la localidad de Abhaneri, un pequeño pueblo que apenas supera los mil habitantes en el estado indio de Rajastán, y se cree que fue construido en el año 800 después de Cristo por el rey Chand de la dinastía Chahamana, constituyendo uno de los mayores y más profundos “baoris” de la India.

Chan Baori cuenta con casi veinte metros de profundidad y trece niveles escalonados que se organizan sobre su planta cuadrada. La mayor parte de su superficie está integrada por sus interminables escaleras, miles de peldaños que descienden por sus pisos hasta la fosa central que actúa como un gigantesco embudo embalsando el agua de las lluvias, sumando un total de tres mil quinientos escalones e integrando una fantástica visión que parece confundir nuestros sentidos, acariciando el surrealismo.

La entrada a esta inverosímil estructura se halla en el lado norte, donde también se encontraban varios templos consagrados a Ganesha y a Durga, que actualmente se veneran en una pequeña capilla adyacente. A diferencia de otros baoris, la planta superior se encuentra rodeada por una hermosa galería de arcadas, contando con baños para los hombres a la izquierda y uno para las mujeres en el lado derecho.

Situado junto al Chand Baori, se encuentra el templo de Harshat Mata, que data de los siglos IX o X, conformando un excepcional ejemplo de la arquitectura medieval hindú, compuesto por tres terrazas escalonadas de gran tamaño. Harshat Mata es la diosa de la alegría y la felicidad y cada día se realiza un ritual en su honor, celebrando una vez al año un festival consagrado a la diosa que atrae a numerosos devotos y comerciantes de las localidades cercanas.

Chand Baori conforma un auténtico laberinto de simetría, una obra de arquitectura que cuenta con más de mil doscientos años y se aleja de lo convencional, donde las oscuras y porosas piedras de origen volcánico crean un bello contraste con el claro mortero de la mampostería, subrayando su bicromía y la confusa geometría que nos envuelve. Una enigmática y bella estructura que fusiona la funcionalidad y el misticismo.

Programa: Aljibe / Templo Religioso
Ubicación: Abhaneri – Rajastán
Fecha: 800 D.C.

Fuente

Fotografía