Textos:
De la redacción de Croquizar. Decir mucho, en pocas líneas
En base a fuentes libres citadas en el artículo

Coincidiendo con sus contemporáneos Archizoom, y siguiendo una línea que se remonta a la visión sociológica de la ciudad de Georg Simmel, para Archigram la metrópolis es, ante todo, un contagioso estado mental. Por ello, su proyecto de la ciudad instantánea exploraba las posibilidades de contaminar la vida monótona de las pequeñas ciudades y suburbios con la urbanidad contemporánea más vibrante mediante la activación perceptiva de sus habitantes: Dispositivos audiovisuales, equipamientos de ocio, exposiciones, transportados en mastodónticos, lúdicos y divertidos agentes transmisores; dirigibles que al posarse sobre inocentes “ciudades durmientes”, transformaban irreversiblemente su fisonomía, incluyéndolas en un sistema metropolitano activo; la ciudad instantánea.

Al definir la ciudad postindustrial como red de información y entretenimiento, Archigram proponía una novedosa estructura urbana: La surgida de la disociación entre el hardware, su cuerpo físico, y el software, todas aquellas actividades que, siguiendo la máxima marxista del “todo lo sólido se desvanece en el aire”, pueden ser aplicadas con pulverizador.
Gracias al desarrollo tecnológico y mediático, el proceso de metropolización instantánea habría de propagarse de forma exponencial, enriqueciendo progresivamente sus significados, como pudo comprobarse en el recorrido por la sucesión de campos de ensayo que Archigram ideó partiendo del sureste de Inglaterra en dirección al Mediterráneo: El proyecto urbano original se convertía en una sugerente pieza artística al sobrevolar el cielo de Kassel y se reinventaba como irresistible artefacto festivo al tomar tierra en Montecarlo.

Sin embargo, la llegada del vuelo de prueba definitivo a la ciudad de Los Ángeles deparó la descorazonadora visión que Ridley Scott se encargó de mostrar en Blade Runner, evidenciando el potencial de la Instant City como dispositivo de control: El mensaje terminaba transformando el medio, y con toda crudeza, el vuelo optimista de los dirigibles que atravesaron el cielo de la ciudad europea bañándola con la luz de sus focos, tiñéndola de colores de publicidad, perfumándola con lenguas exóticas, se convirtió en una amenaza opresora, y el miedo oscureció la cara luminosa de la ciudad del espectáculo.

Peter Cook y David Greene fundaron Archigram en 1961 con la intención de producir una revista de arquitectura que terminó convirtiéndose en el grupo de referencia de la arquitectura europea del fin de siglo. Junto a Warren Chalk, Dennis Crompton, Ron Herron y Mike Webb, Archigram explora nuevas vías para el pensamiento arquitectónico y urbano surgidas de la condición cambiante de la sociedad de consumo en que son generadas.

Programa: Ciudad Instantánea
Autores: Jhoana Mayer (Archigram)
Fecha: 1969

Fuente

Fotografía