Textos:
De la redacción de Croquizar. Decir mucho, en pocas líneas
En base a fuentes libres citadas en el artículo

Fábrica de Turbinas AEG…un “Hito de la Industrialización”

Hubo un tiempo en el que el valor artístico y el discernimiento de la estética no tenían la relevancia que tienen hoy en día en el campo de la producción industrial. No había mucho equilibrio entre la funcionalidad y el diseño en la fabricación industrializada de productos. No obstante, todo cambió cuando en 1907 la empresa AEG contrata los servicios del arquitecto alemán Peter Behrens como consultor artístico de la compañía.

Behrens fue un arquitecto de transformaciones que se desplazaba de una disciplina a otras con mucha fluidez: pintura, diseño gráfico, diseño de mobiliario y arquitectura.

Peter Behrens pública en 1907 “El arte en la tecnología”, origen de “Perfekt in Form und Function” (Diseño y funcionalidad perfectos), por lo que la empresa AEG se interesa en sus servicios. En este mismo año, Behrens ocupa el puesto de consultor artístico de AEG, encargándose de dar forma a todos los productos de la empresa y al mismo tiempo, diseña su imagen corporativa, convirtiéndose así en el primer “diseñador industrial” de la historia.

Aquí trabajarían bajo sus órdenes arquitectos famosos como Mies van der Rohe (que se involucra en el diseño de la fábrica de turbinas) y Le Corbusier. Behrens fue el precursor de las ideas estos arquitectos y de otros como Adolf Meyer, Jean Kramer y Walter Gropius.

Behrens diseña y construye, entre los años 1908-1910, la Fábrica de Turbinas AEG para la empresa eléctrica Allgemeine Elektricitäts Gesesells (AEG), localizada en Berlín, Alemania. El edificio es uno de los más significativos del protorracionalismo y uno de los primeros en la utilización de elementos industrializados en arquitectura.

El edificio industrial cuenta con una planta rectangular y modular y en él se basan los edificios industriales posteriores de Behrens y constituye un hito dentro de esta tipología de edificación. El edificio fue colocado en el extremo sur del complejo existente de AEG, entre las calles Huttenstraße y Berlichingenstraße.

Behrens construye un edificio de acero y vidrio que acompañaba las expectativas de su propietario, Emil Rathenau, de un edificio que demuestre su prosperidad. Mientras tanto, Behrens también perseguía la armoniosa tradición de los templos griegos y egipcios, con un claro deseo de celebrar el poder de la industria.

En contra de todo “materialismo”, Behrens orienta su proyecto a la certidumbre del poder del artista y del arte. Como desenlace, obtiene una pared de cristal que representa el triunfo del arte sobre la banalidad de la vida en una creciente sociedad industrializada. El proyecto fue la conclusión de la concentración determinada de una antología de características industriales filtradas por el pensamiento de un artista.

Los principales materiales utilizados en el edificio fueron el cristal y acero, con mampostería de tres sujeciones en los arcos metálicos. El principal obstáculo de Behrens, en términos estéticos, fue el carácter tectónico de la fachada de vidrio y metal propuesta por el ingeniero Karl Bernhard para dominar la estructura y poder llevar a cabo la idea de “Stereotomie” que defendía Behrens desde la Exposición de Arte de Oldenburg.  Esto se tradujo en un cambio ideológico y tecnológico, en el que Behrens ineludiblemente hizo concesiones forzosas a Bernhard.

En un principio el edificio tenía una planta rectangular de 207 metros de longitud, 39 metros de ancho y 25 metros de alto, con un esqueleto formado por 22 pórticos separados por una distancia de 9 metros y que al mismo tiempo sirven como grúas puente de 50 toneladas; por esta razón,  el edificio es considerado como el primer diseño industrial integral de la historia. El proyecto cuenta con un sótano, una planta baja y un primer piso.

Los pórticos de la estructura siguen un ritmo regular, visibles desde el exterior y en los que se colocan los montantes que disponen de grandes ventanales.

En 1936, se les encargó a los arquitectos Jacob Schallenberg y Paul Schmidt la ampliación del edificio que pasó a tener 247 metros de longitud. El edificio está protegido desde 1956 y fué restaurado en 1978.

Programa: Fabrica de Turbinas / Industria Metalúrgica
Ubicación: Berlín – Alemania
Autor: Peter Behrens
Arquitectos de la reforma: Jacob Schallenberg & Paul Schmidt
Fecha Construcción: 1908 – 1910
Fecha Remodelación: 1939
Fecha de la Restauración: 1978

Fuente

Fotografía

Imágenes de Época

Geolocalización